9 mar. 2014

Lista de Regalos Cumpleaños.

Fecha: 16 de Marzo.

1).- el saludo de Eleonora Wexler. Se gestiona en @eleonorawexler_

2).- el buzo de Agustin Orion. Se gestiona en @agustinorion.

3).- la camiseta retro de Boca. Talle L. Se gestiona en @nikefutbol_ar .

9 ene. 2014

Las Tres Patas Equivocadas

Se fueron Paredes, Blandi y Erbes. Tambien Caruzzo, Mendez y Cangele. A propósito los separo en dos grupos porque son distintas situaciones, los segundos, ni me interesan.

Los primeros son tres chicos del club, tres chicos que, para el hincha al menos, todavía tenían mas para darle al club que los formó. Por qué se van? Por qué los dejan ir? Por qué nadie impide que se vayan? Porque todos fallan. Todos.

La dirigencia falla, falla en dar a préstamo barato a Paredes, con una opción baja para el potencial del chico, potencial que ciertamente no mostró en mas de dos partidos en primera, pero viendo otras ventas como la de Ocampos que venía de jugar en la B nacional, deja sabor a poco. La "marca Boca" debe servir para algo mas que vender camisetas rosas.

Fallan los dirigentes en vender, aunque en una cifra justa, a Blandi a un competidor directo en cuanto a aspiraciones como San Lorenzo. Hay necesidad de vender al mercado interno? No.

Fallan los directivos vendiendo a Erbes, cuando los volantes centrales que vienen atras no parecen estar listos para saltar a la primera y el Pichy, jugando en su puesto, tiene un potencial enorme.

Fallan los jugadores y/o sus representantes, ellos piden irse, quieren ser titulares, no se bancan ser uno de los 18 elegidos para representar cada domingo al equipo mas grande del mundo. Algunos ven el billete europeo, otros resignan pesos a cambio de jugar en un club donde la doble competencia les de minutos. Ninguno va por la gloria.

Falla Bianchi, falla cuando inexplicablemente sostiene una titularidad inmerecida como la de Ledesma. Erbes en Enero pasado no se fue, se quedó. No imaginó que no jugaría en su puesto y menos por dejarle el lugar a un jugador acabado. Terminó de rueda de auxilio, expuesto a aplausos por el sacrificio y a críticas por el rendimiento por dar una mano donde fuera y como fuera.

Falla Bianchi cuando a Paredes no logró disciplinarlo, hacerle entender que el sacrificio es parte de ser un mejor jugador y no haberle dado confianza, ante las lesiones de Riquelme prefirió el doble 5 a darle lugar al "sucesor".

Tampoco mantuvo la motivación de Blandi, como si ir al banco fuera quedar fuera de todo, perdiendo aquel valor agregado de que "el que no juega está mas contento que el que juega".

Atenuantes? Todos los tienen, pero derivan de lo anterior.

La dirigencia debe recaudar dinero. El 2013 nos dejó fuera de la copa y sin copa, con muchos contratos y caros, la solución para no caer en rojo es vender. Y vender se venden pibes. Si queremos a Gago, a Roman, al Cata, a Orion, a Bianchi, bueno, hay que tener una tesorería que los avale.

Los chicos no encontraron lugar. Erbes perdió el puesto con un jugador terminado, Paredes nunca tuvo lugar y Blandi quizas es el que menos explicación tiene, iba a tener minutos y ni siquiera se va por una diferencia económica.

Bianchi tambien, en Paredes no encontró eco a sus consejos, Erbes no debe ser de su gusto, tal vez busca altura en el medio y a Blandi lo sacó por un 9 que le cumplió.

Pero de las fallas viene la perdida de competitividad en lo deportivo y lo malo de eso es que se forma un círculo vicioso interminable en el que solo cambiarán los nombres de la nota pero con la misma historia.

Gracias por su atención.

8 ene. 2014

Normalicemos el Fútbol Argentino.-


Cada fin de temporada asistimos al mismo festival de globos de ensayo: campeonato largo, campeonato corto, campeonato de 40 equipos, de 70 divididos en 50 zonas de 1,4 equipos donde clasifican los 2,3 primeros de cada zona y el 0,7 juega un repechaje en cancha neutral con hinchas que no pueden ir en la fase regular, regionalizaciones y salvatajes de equipos que no quisieron salvarse.

A su vez asistimos a un nuevo fenómeno, las deudas por pases. Claro, los equipos incorporan figuras o a Falcón y Fernandez y no pagan. Como es el procedimiento? Sencillo, pactan un precio por los derechos federativos del jugador, prometen pagarlo y no lo pagan. Revolucionario. Pero, los reaccionarios, en este caso los acreedores, le encontraron la vueltita: llorarle a la FIFA y que le descuenten puntos al club que quiso innovar en materia de compras. Así le pasó a Colón y parece que le va a pasar a Estudiantes.

Otra práctica mas añosa pero no menos ahorrativa es la de no pagar los contratos que se firman. No importa cuantos jugadores se hayan incorporado en el último libro de pases, el tema es no pagarle los sueldos. Una forma ingeniosa de armar buenos planteles, numerosos y con alguna que otra figura en decadencia con escaso dinero. Hecha la ley, hecha la trampa, ahora los jugadores se niegan a entrenar si no cobran, como le pasó a All Boys. Palos en la rueda todo el tiempo para el desarrollo de nuestro fútbol.

Por eso, desde la humilde trinchera de mi escritorio me tomo la libertad de sugerirle a la AFA profundizar la Revolución de nuestro fútbol. A saber.

Terminemos con esta angustia de no saber que pasa si a tal o a cual le quitan puntos por deber el pase de Cosme Fulanito, basta, al que debe se le descuenta 3 puntos por jugador no pagado. De paso se puede trazar una planificación de puntos a perder por este item en virtud de las aspiraciones de cada institución.

Al que haya pagado la totalidad de los pases de los jugadores que integran su plantel, se le otorgan 3 puntos. Bah, tan fácil tampoco, 3 si lo pagó completo al contado o con la ficha de otro jugador, 2 si lo financió en cuotas y 1 si tiró cheques que todos sabemos son mas dudosos que los bolilleros del mundial.

El día 5 de cada mes (o primer día hábil posterior) vence el plazo para presentar en AFA el comprobante de pago de todos los sueldos. De esta manera, se distribuyen, cada mes, 60 puntos entre aquellos equipos que estén al día con su plantel.

El que más puntos sumó campeón. Los tres últimos a la B. Para no herir susceptibilidades el Papa Francisco da derecho a jugar una promoción si su equipo está entre los últimos 3. Con ventaja deportiva, 3 goles de ventaja, a partido único en la chacra de Tinelli con el Oso Arturo como árbitro.

De paso, esclarezcamos el tema de clasificación a las Copas. Ya estamos acostumbrados a ver que a la Libertadores puede entrar el decimocuarto, pero porque llegó lejos en la Sudamericana y porque el que ganó la Supercopa ya fue campeón y el otro campeón ya estaba adentro porque ganó la Copa Argentina y el que tenía que entrar porque salió segundo no la puede jugar porque pese al campañón se fue al descenso porque hace tres años lo dirigió Cappa y compraron a un arquero que jugaba bien con los pies y todavía están pagando un 9 que volvía de Europa. Es muy raro todo y cuesta entenderlo.

Qué se propone desde acá? Algo mas simple, objetivo y basado en el mérito: clasifican aquellos 5 equipos cuyo principal dirigente no posea pedido de captura internacional.

No soy la AFA, tengo todo previsto, si no se llegar a cubrir el cupo de 5 equipos de este modo, la clasificación se completa con equipos uruguayos siguiendo el orden establecido por la AUF.

Para la copa Sudamericana se establece el mismo criterio, pero
pasando directamente a los equipos uruguayos.

La Copa Argentina la gana aquel equipo que obtuviera el mayor porcentaje de posesión de balón a lo largo de toda la temporada, asi estamos todos contentos y esa estadística pasa a ser algo que nos importe mas o menos a la mayoría.

Les dejo la idea, ojalá se pueda, así dejan de ponernos palos en las ruedas en nuestro camino hacia el éxito infinito.

Gracias por su amable atención.






7 oct. 2013

Días Distintos.

Son días que te levantás distinto. Preparás el desayuno de forma automática, con poco empeño, como si eso hiciera correr mas rápido el día. Desayunás pasando rápido las hojas del diario. Tu mujer te habla, los chicos te hablan...contestás lacónicamente, estás ahí, pero no, no estas ahí, tu cabeza está en otro lado.

El almuerzo es un trámite inevitable que queda ahí, a la altura del pecho, no se va a bajar en todo el día, la tarde se hace larguísima, uno duda entre la siesta, mirar fútbol de afuera, jugar un jueguito, cualquier cosa que mate el tiempo, que calme la ansiedad, pero no, nada de eso mata el tiempo ni calma la ansiedad. 

Pensás como los vas a cargar, la cara que van a poner, enseguida, por cábala, te sacás la idea de la cabeza, el partido hay que jugarlo. Pero vuelve la idea, tenés mil jodas en la cabeza y hay que esperar mucho para dejarlas salir, que empiece, que termine, si ya sabemos, nosotros y ellos, como va a salir y la cabeza juega entre el termo y la cautela. Aparte, lo sabemos, no somos grandes, somos gigantes y enfrente tenemos a ellos, pero también e los demás, que ven relegadas su ínfima alegría a la ilusión de que alguna vez, por fin, nos toque la mala a nosotros.

Zapping, todo se transforma en augurio, de los buenos y de los otros. Si en el sorteo de las camisetas en un canal de noticias una está arriba de la otra, si en los noticieros pasan goles cuantos son nuestros y cuantos de ellos, si hay un canal que pasa viejos clásicos hay que cambiar de canal cuando pasan el que perdemos, todo sirve, todo condiciona, todo predispone, traquiliza o exacerba. Convengamos que hace mucho no nos ganan (hay un año en el que no tenemos mérito alguno) y que perder con un equipo que no tiene 2 años en primera, puede desatar una crisis.

Querés que pase, que ya sea la noche, que ya todo haya terminado. Sabes que el tiempo es una convención caprichosa y que a veces 90 minutos son una eternidad insoportable. Querés cargarlos o que te carguen, pero volver a tener oxígeno en la sangre, que se te vaya esa sensación de infarto constante, necesitás que las uñas se regeneren en un par de minutos, para volver a empezar a morderlas.

Repasás la formación, aún no confirmada. Te tranquiliza. Hay caudillos, hay líderes, hay hinchas. Rogás que no haya sorpresas. Mirás la de ellos, nada de eso. Sabés que el bocón otra vez habló de mas, le pasa siempre. Repasás la semana, pasó hasta lo insólito, paperas. También se nos desgarró el mejor de la defensa al minuto del partido anterior y hay que echar mano a tipos no que sabemos que no están sanos. Pero ESTO ES BOCA, y si la mano viene fulera, no se por qué, ganamos confianza, porque con ellos, cuanto mas torcida viene la cosa es que mejor puede terminar todo.

Los antecedentes en los clásicos no sirven para nada, pero no podemos ir a la cancha, nos lo prohíben, como en 2004, y el antecedente es inevitable, si ya los dejamos mudos una vez pateando penales con dos pibes...por qué no puede pasar lo mismo? el antecedente no vale, pero a ellos su gente les pesa, los pone nerviosos, son la -1, un lastre infernal.

Y llega la hora y arrancamos mal, no la agarramos, Erbes está en media pierna, Roman esta lento, a Gago lo tienen tomado, Mendez pierde la espalda, al pibito Zárate le duele la gamba, al Cata le duele el alma y está dando hasta lo que no puede, Miño está frío...pero en eso pasa lo que tiene que pasar, Román mete un amague de derecha, mueve la defensa, la abre de zurda y Martínez desborda al insólito lateral izquierdo de riber, centro atrás, se duerme una siesta el traidor a la bandera de maidana, anticipa Gigliotti y a cobrar.

Algún sesudo seguirá analizando...yo me quedo con la defensa heroica, con Mendez encontrando el puesto, con el Cata postergando su dolor, para cuando llegue a su casa, con los suyos, con Perez, que parece que a riber lo tiene de tataranieto, con Zárate que habrá pasado la noche dolorido, pero la mas feliz de su carrera, con el liderazgo adentro y afuera de Román y Gago, me quedo con Erbes, metiendo oficio donde no ya no había físico, con Martínez que no se le cayó ningún anillo por hacer de doble 4, Sanchez Miño, que con poquito metió un centro gol que solo la suerte torcida estrelló en el palo, Gigliotti, trabando de cabeza, con los pibitos que entraron a jugarse la vida y con un Orión gigante, impasable, manejador de tiempos, de climas, de estados de ánimo. Sacó la última, la del refuerzo estrella que el técnico de ellos pidió como si fuera Messi y ni siquiera le hace caso en donde pararse. 

Todo lo demás es para los cagatintas, de chiquito me enseñaron que los clásicos se ganan, como las copas, no hay puntos al merecedor, después, ellos, que la cuenten como quieran, así les va. Y una cosa, riber por favor te pido que nos digas, de una vez por todas, QUE SE SIENTE.

P.D.: en casa se cenó pizza.