21 sept. 2012

Histerias de Pretemporada



A la luz de los resultados ya podemos hacer una evaluación de las informaciones y/u operaciones referidas a Boca en el último receso.

Repasemos, se habló de todo, con la complicidad de dirigentes desaparecidos en acción, pero de todo.
a) Que el equipo se desarmaba,
b) Que no se había hecho lo suficiente por retener al arquero suplente (a nadie le importaba que había que poner 3 millones gringos a cotización montevideo y un dolar futuro para el tercer año a 8,40),
c) Que Racing e Independiente se llevaban los mejores refuerzos,
d) Que Falcioni llamaba jugadores para que vinieran, salteandose los códigos,
e) Que jugadores se iban a otro club porque Falcioni no los llamaba porque "dormía",
f) Que Falcioni limpiaría a Clemente, Viatri y Erbes por ser amigos de Riquelme...

En fin, un sinnúmero de sandeces malintencionadas en su mayoría, que cayeron por su propio peso,  veamos:
a) El equipo no solo no se desarmó, la preocupación hoy es qué hacer con un plantel largo al haber perdido una de las dos competencias a disputar en el semestre,
b) Se trajo un arquero suplente de igual o mayor jerarquía que el que se fue, al que hoy, estando punteros, se le deben varios puntos.
c) Nada, ver Racing e Independiente en la tabla. Si, en la de posiciones y en la de descenso. Para mayor información, el DT de Independiente ya se fue y el de Racing fue recientemente "ratificado" en su cargo.
d) Cuando River avanzó por Burdisso, se endilgaba a Falcioni estar en una gira en lugar de estar acá, tentando al jugador.
e) Burdisso termina declarando que influyó mucho el llamado de Falcioni para ver como estaba y explicarle lo que pretendía. Por no llamarlo, Bottinelli fue a River.
f) Clemente y Viatri son titulares, Erbes suele ir al banco. El único del que prescindió fue de Javi García cuyo nivel dista una enormidad del necesario para ser el 1 o el 12 de Boca.

Conclusión,  mentir sistemáticamente sobre determinada cuestión no logra otra cosa que provocar el efecto contrario. Si uno repasa estos puntos verá que en lugar de un  escenario trágico terminamos en ahorro de dinero, mantenimiento del nivel del plantel y preservación de la calidad deportiva por sobre cuestiones personales.

Hay que ir mas despacio, pegar por las mil cosas que se le pueden pegar a una mala dirigencia como esta que hoy tiene Boca, pero insisto, operar con mentiras, se vuelve un boomerang.



No hay comentarios:

Publicar un comentario