9 may. 2012

Matando al Fútbol Argentino.

9 de Julio de 1991. Casi, 21 años. Yo estuve en la cancha ese día, me fuí con una amargura infernal, puteando a Pico como loco. Tan ridículo fue el hecho que dos equipos jugaran una final después de haber dado vueltas olímpicas que al año siguiente se impuso el campeonato corto, el del campeón de 19 fechas, sin final.

Pero 21 años para la AFA parece que no es nada, y el modelo fracasado se reedita sin justificación alguna. Nadie explica qué se busca. Si me preguntan a mí lo único que buscan es no tener una liga de 38 fechas con tres descensos por tabla como cualquier liga más o menos seria de todo el planeta tierra. Entonces, con tal objetivo, se idean mamarrachos inconducentes que solo le quitan atractivo y pasión a la cosa.

Que los clubes echen a los técnicos nada tiene que ver con el formato de un torneo, tiene que ver con la falta de proyectos, rumbos equivocados y partir de la falsa premisa de que el DT es el único culpable de los rendimientos de un equipo. Como si el jugador al que se le deben 8 meses de sueldo pudiera rendir al máximo de sus condiciones.

Mucho menos el tema de la violencia. Señores, si hay una cosa que a la barra le chupa un huevo es cómo se juega un torneo ni donde queda su equipo, son una manga de mafiosos delincuentes cuyo único interés es hacer negocio, claro que, si al equipo le va bien, sus negocios crecen, más gente va a la cancha, mas autos para los trapitos, mas hamburguesas vendidas en sus puestos concesionados vaya uno a saber como, más entradas revenden y demás.

Tampoco el formato acerca gente a las canchas, y en tal caso, con este formato alejan, "a quién le va a importar el "Inicial"?, hay que ponerle fichas al "Final"" dirán algunos, y, para peor, el que ya salió campeón del "Inicial", para qué va a ir a gritar desaforado en el "Final"?, el problema no es de formas, el problema es que hoy la cancha es una excursión de 6 horas, en las que hay que ir con la plata justa, la menor cantidad de documentos, dejar lo que pide el trapito, etc, etc, etc, y, encima, esperar que no se suspenda porque a los mercenarios se les deben un par de cuotas.

Entonces, cuál es el objetivo? ser banco de pruebas? un capricho? repartir dos millones de pesos entre los dos "no campeones"? (no nos olvidemos que esta es una dirigencia a la que sólo la movilizan los billetes, eso y nada mas que eso), yo, no lo sé. Ni lo imagino, qué se yo.

Lo cierto es que atrasamos, tenemos una liga mediocre, sin competitividad, con los mismos actores de siempre. Los pibes se siguen yendo, ya no a triunfar a España o Italia, no, se van a Croacia, Ucrania, Bielorrusia, acá queda el mediocre o el desadaptado y terminamos idolatrando tipos descartados por las ligas más importantes, y no tanto, que suman mas de 35 años y nos parecen jugadores maravillosos. No, muchachos, si fueran jugadores maravillosos no perderían 5 euros por cada peso que ganan.

La situación política tampoco ayuda. A la AFA la gobierna un acomodaticio señor, que ya está grande, que no es claro en sus manejos y que hace 33 años es electo y reelecto sin oposición alguna en medio de una falsa democracia dominada por el enriquecimiento de la entidad madre a la par de un proceso de empobrecimiento - endeudamiento de los clubes que, paradójicamente, le dan vida y la conforman, nada menos. Todos le deben algo a Don Julio, ya sea dinero o financiación de deudas gracias a sus contactos con el poder de turno, algo que nunca le faltó.

Esperanzas hay pocas, no es esta la dirigencia que hará del fútbol argentino un orgullo, sin dudas. Son un conjunto de mediocres que no pueden ni opinar, ni en público ni en privado. No es esta la dirigencia que va a erradicar las barras, por inútiles unos, por cómplices otros, no pueden. Tampoco esta dirigencia cuidará la economía de tu club, no, son muchachos que van morder lo que se pueda en donde se pueda, no les importa nada. Y así, el fútbol argentino se muere, mientras "todo pasa". 

Gracias, muy lindo todo...



No hay comentarios:

Publicar un comentario